Innovación sin impacto

Hoy en día, la demanda de tecnología respetuosa con el medio ambiente se ha disparado. La necesidad de rebajar las emisiones de carbono y proteger el planeta es inmensa y los fabricantes deben tomar las riendas.

En este sentido, Rayovac ha invertido millones y ha dedicado muchos años a investigar y desarrollar nuestras pilas sin mercurio para producir una pila más respetuosa con el medio ambiente, que cuente con la energía y el rendimiento que exigen los audífonos en la actualidad. Nuestras pilas para audífonos sin mercurio más novedosas presentan un rendimiento más duradero y una mayor constancia y fiabilidad, lo que garantiza una mayor satisfacción del usuario.

Legislación

En 1996 se prohibió el uso de mercurio en las pilas alcalinas. Sin embargo, algunas otras pilas de botón, como las de los audífonos y relojes quedaban exentas de esta prohibición ya que no siempre había todavía una alternativa al mercurio disponible. La mayoría de las pilas para audífonos contienen una pequeñísima cantidad de mercurio para garantizar la estabilidad de la pila.

En octubre de 2014, tras un minucioso estudio de viabilidad y mediante una modificación a la Directiva sobre pilas 2006/66/CE, la Comisión Europea anunció que a partir del 2 de octubre de 2015 las pilas de botón no debían contener mercurio. A partir de esta fecha en toda Europa está prohibido vender pilas de botón que contengan mercurio.

Premios

Nuestro éxito en el desarrollo de pilas sin mercurio ha dado lugar a la obtención de varios premios destacados. En el Reino Unido, recibimos el prestigioso Queens Award for Entreprise for Innovation 2011. En Estados Unidos, la gama libre de mercurio recibió dos galardones en los International Business Awards (también conocidos como premios Stevie). Si se eliminase el mercurio de todas las pilas para audífonos, cada año se arrojarían 6.500 kg menos de mercurio al medio ambiente. Esto equivale a 15.000 campos de fútbol, así que los beneficios son enormes si pensamos en la cantidad de mercurio que podría exponerse al medio ambiente, ya que las pilas se descomponen, a menudo en vertederos.

Rayovac es miembro de la Asociación Mundial sobre el Mercurio del Programa de las Naciones Unidas para el Medio ambiente (PNUMA). Este organismo voluntario se ha creado con el fin de reducir el uso de mercurio y otros metales pesados en bienes de uso diario.